Embarazo con un Estoma

0 Comentarios

Embarazo con un Estoma

¿Puede embarazarse una mujer ostomizada?

Una mujer ostomizada puede llevar una vida completamente normal y por supuesto que puede quedar embarazada, aunque su médico seguramente le recomendará esperar un periodo de uno a dos años después de la cirugía, para una correcta cicatrización y para soportar la tensión que provoca el embarazo.

Es muy importante que la paciente ostomizada consulte a su médico de cabecera para asegurarse de que su estado de salud es óptimo; de hecho, de acuerdo con el tipo de estoma, es probable que el médico sugiera una revisión ecográfica por ginecología para valorar si existen cicatrizaciones o adhesiones que pudieran haber alterado las trompas de Falopio, que son los conductos que conectan los ovarios con el útero, lugar donde ocurre la fecundación.

Ya durante el periodo de gestación, se recomienda que un especialista revise los cambios que se producirán a lo largo de las 40 semanas que dura el embarazo.

Esto, debido a que el crecimiento del abdomen puede modificar el tamaño del estoma y ocasionar problemas para adaptar la bolsa de ostomía; el estoma puede cambiar de lugar e incluso, la paciente puede sufrir retracción o prolapso (desplazamiento de órganos).

Hay que mantener un mayor control en el caso de embarazadas con ileostomía, ya que el riesgo de obstrucciones es mayor, debido a que el incremento del perímetro abdominal puede presionar el útero,  provocar dolores o cólicos y el ritmo de evacuación por la ileostomía podría detenerse. En ese caso, la gestante deberá consultar a su médico inmediatamente.

Las mujeres embarazadas con estoma deberán medir el tamaño del orificio frecuentemente y emplear material recortable para adaptar mejor la bolsa o la placa adhesiva al estoma; tal vez sea necesario probar diferentes dispositivos hasta encontrar el que mejor se adapte a sus necesidades.

Como a cualquier mujer en periodo de gestación, se le sugiere mantener una dieta saludable, el peso adecuado, distribuir las comidas entre cuatro y seis tomas al día, comer despacio, masticando bien los alimentos y beber abundantes líquidos para evitar infecciones de orina, la formación de cálculos renales y el estreñimiento.

Obviamente el cigarro y el alcohol están contraindicados durante el embarazo y se recomienda extremar precauciones con la higiene y procedencia de los alimentos que se consumen.

Para complementar la dieta, el médico seguramente recetará la ingesta de de hierro, calcio, vitamina D y ácido fólico.

La paciente ostomizada y embarazada, no debe preocuparse si siente pataditas en el estoma, podrá tratarse de una sensación rara, pero no le causará ningún daño.

El parto de una mujer ostomizada puede ser por vía vaginal o por cesárea, igual que el de una mujer sin ostomía. Dependerá de las indicaciones del médico la forma en que decida dar a luz a su bebé.

La lactancia materna tampoco representa un problema para las mujeres ostomizadas.

Definitivamente, en este tipo de casos, la vigilancia durante el embarazo debe ser pormenorizada, así que antes de decidir embarazarse, es muy recomendable platicarlo con el ginecólogo, el médico que realizó la ostomía y si es posible con el estomaterapeuta, quienes seguramente le ayudarán a planear el embarazo y conducirlo a feliz término.




Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados